Proyectos

  ILUSTRACIÓN Y BORDADO

'Candy Boys'

  4 bordados con hilo de poliéster de 100x100 cm con galones dorados | Cosidos y montados sobre tela de algodón de 140x140 cm | 2008-2009

Candy Boys aborda un conjunto de retratos característicos ejemplos de la virilidad a través de una galería de personajes hombres visiblemente reconocibles, pero tergiversados, reinterpretados y atrapados en una estética edulcorada y kitsch que “afeminiza” los estereotipos más exitosos de la historia de la masculinidad contemporánea. Porque el género es una construcción social y cultural independiente del sexo dado que poco o nada debería de influir en la capacitación de los roles personales. Y a pesar de esta más que evidente dispersión de fronteras en lo que a género se refiere, aún hoy persisten en el imaginario colectivo claras referencias en torno a los conceptos de lo masculino y lo femenino que los diferencian como entes opuestos, indisolubles y heterogéneos: colores, ademanes y poses, tendencias, estéticas, objetos de consumo y otros tantos conceptos han quedado catalogados para la historia como paradigmas de la masculinidad (o de la feminidad).

“El hombre también está obligado a revisar los cánones a través de los cuales ha constituido su condición social...”

Desclasificarlos es el objetivo de este proyecto. Pero también desmontar ficciones, desnaturalizar la construcción histórica del modelo de hombre desde una perspectiva genealógica para saber cuáles han sido las condiciones de posibilidad de cierta percepción del hombre como otro. Y ensayar un abordaje genealógico en torno de un paradigma de construcción genérico, a fin de recorrer los intersticios que visibilizan construcciones históricas, montajes de producción, dispositivos tecnológicos que constituyen verdaderas matricerías sociales. En definitiva, Candy Boys aboga por una movilidad fluida en los cuerpos y los sujetos. Por un cuestionamiento de los ejemplos de la masculinidad imperante. Por la visibilización de otros retratos de la masculinidad al margen. Por la eliminación de los mitos, creencias y convencionalismos en torno al género.

“...porque en ellos se traslucía un discurso de dominación y violencia que es absolutamente insostenible en el siglo XXI”.

Técnicamente, además, el medio textil sirve en el proyecto no sólo para defender cierta idea de migración de las formas (Roger M. Buergel) según la cual “las formas viajan, se aposentan, se adaptan y transforman, para volver a sus orígenes convertidas en algo distinto, y vuelta a reiniciar el proceso”. Los tejidos han facilitado históricamente el viaje de los motivos, también son usados para pretender un desdibujamiento de las fronteras entre artes mayores y artes aplicadas (labores manuales tradicionalmente femeninas), o para entablar un diálogo común con culturas provenientes de las más disímiles geografías. Es además una metáfora del guión expositivo, en el que hilos y nudos deben ir tejiendo un discurso legible y continuo, otorgando al conjunto un significado único.

Proyecto co-financiado con una subvención para el apoyo a la creación y perfeccionamiento en el ámbito de las artes plásticas durante el año 2009 por la Fundación provincial de artes plásticas Rafael Botí.

2013 © JUAN LÓPEZ LÓPEZ

web by

pliegues